Perito Informático

Vivimos en una era tecnológica donde los ordenadores son, posiblemente, el catalizador de cambio técnico y social más importante de las últimas décadas. La informática ha entrado en nuestras vidas privadas, en el desarrollo de nuestras actividades laborales e incluso en nuestro tiempo de ocio. Son una parte indisoluble de la vida moderna. A tenor de esta realidad, surge la necesidad a nivel judicial de recurrir a la figura de un perito informático cuando los hechos lo reclamen.

Qué es un perito informático forense

Se trata de profesionales especialistas en informática que trabajan como expertos en procesos judiciales, administrativos, arbitrajes o litigios. La persona que ejerce como perito informático deberá tener los conocimientos y la experiencia profesional necesaria para poder emitir juicios de valor objetivos en base a su competencia profesional. Son una figura profesional vital en el sistema judicial actual. Debido a la ubicuidad de la tecnología, la encontramos presente en numerosos procesos de litigio.  La opinión experta de un perito sirve para guiar a jueces y partes en la resolución judicial. Pensemos por ejemplo en el borrado de datos de un ordenador, en la recuperación de esos datos, en la suplantación de personas en la red o el uso de programas informáticos ocultos para cometer actos delictivos o perjudiciales para con terceros, la interceptación de mensajes privados, etc. Todo ello son ejemplos de la enorme complejidad que puede suponer este tipo de hechos para personas que no conocen en profundidad este tipo de tecnología. Es por ello que la figura del perito informático es determinante para esclarecer, valorar o cuantificar los hechos que se deben juzgar.

Lógicamente un juez no tiene por qué ser conocedor, y menos, a nivel experto de las implicaciones y bifurcaciones que presentan este tipo de tecnologías en cada caso concreto. Recurriéndose al asesoramiento experto de un perito informática que deberá juzgar los hechos. Sin embargo es importante resaltar que en última instancia es el juez quien decide sobre los hechos. Es decir, aunque la valoración y el dictamen pericial son muy importantes, el juez acaba decidiendo sobre los hechos valorados por el perito, pudiendo fallar en contra de las valoraciones aportadas por el perito informático. Se considera que un juez, en derecho, es un perito de peritos. Esto no es lo más habitual pero no hay que confundir a un perito con un juez. Las valoraciones de un experto son eso, valoraciones. Un dictamen pericial no es una sentencia judicial. Es una prueba más dentro de un proceso y deberá ser el juez quien valore su importancia en el caso.

Cómo ser perito judicial informático: Requisitos

Un perito es un experto. Cualquier materia puede requerir el uso de expertos que valoren los hechos en función de sus conocimientos y experiencia. El artículo 340 exige a los profesionales que quieran ejercer como peritos poseer el título oficial que se corresponda con la materia objeto del dictamen. Por lo tanto cualquier materia que tenga un titulo oficial correspondiente será necesario tenerlo para poder ejercer como perito judicial en dicho ámbito. El problema surge cuando no existe ese título oficial. En ese caso la ley dictamina que podrán ser nombradas como peritos personas, o entidades jurídicas, que se les considere entendidas o expertas en la materia.

En el caso de existir un título oficial en la materia de peritaje, el perito deberá estar colegiado. Por lo tanto estos dos puntos son muy importantes a la hora de ser perito judicial informático. Y aquí está uno de los puntos más conflictivos en cuanto a la profesión de perito informático. Según la ley, solo podrían ejercer como peritos judiciales informáticos ingenieros técnicos en informática. Sin embargo, la mayoría de la gente que trabaja en el ámbito de la informática a nivel profesional no tiene la titulación de ingeniero técnico en informática. La mayoría de los profesionales vienen de otras carreras como las matemáticas, la física, etc o directamente no tienen titulaciones superiores.

El concepto de informática es muy amplio. Y aquí incluimos desde programadores de lenguajes determinados, a gestores de seguridad informática, community managers o administradores de sistemas. Por lo que a la hora de la verdad casi ningún juzgado exige a los profesionales el requisito de estar colegiado y tener un título de ingeniero técnico en informática. Otro de los problemas que genera la informática es su avance constante, generando necesidades nuevas de forma constante al aparecer nueva áreas que requieren de peritos para desvelar los hechos objeto de litigio.

Esta velocidad de cambio requiere en un perito una formación constante. Piensa en la aparición por ejemplo de las redes sociales o el whatsapp las implicaciones que a supuesto en numerosos casos civiles. Es evidente que no basta con tener una carrera técnica para poder ejercer como perito judicial informático. La formación continua es imprescindible en este campo para no quedarse obsoleto y poder cumplir con las exigencias de esta profesión. Además tanto en el ámbito del Software como del Hardware.

Por tanto podríamos decir que lo imprescindible para por ser perito judicial informático es:

  1. Estudios formales de Ingeniería Informática.
  2. Experiencia profesional en el campo de la informática.
  3. Formación continua y curiosidad por este campo debido a lo rápido que avanza.
  4. Conocimientos y formación en el ámbito legal.

 

Tiene Futuro ser perito Informático Colegiado

A nivel judicial aún queda mucho recorrido para adaptarse al mundo en el que la sociedad se desarrolla. La omnipresencia de la tecnología está obligando a un uso cada vez más intensivo del peritaje informático debido a su importancia. Es evidente que esta realidad no va a ir a menos. Más bien, lo contrario. La necesidades de peritar pruebas y hechos a nivel informático tanto de hardware como de software va a ser mucho mayor que en la actualidad. La virtualización de comunicaciones, compras, negocios y relaciones personales implicará un uso de pruebas y de hechos que necesitarán ser respaldados por la validación de un experto papel que desarrollan los peritos informáticos en numerosos campos. Ordenadores, tablets, móviles, el internet de las cosas...los conflictos generados por la tecnología van a ser el campo de más desarrollo debido al impacto social, económico y personal que esta produciendo. Una sociedad más tecnológica requerirá de más peritos forenses en informática, para ayudar y respaldar las pruebas de los delitos, pero también para trabajar en seguridad o en evitar fraudes a nivel informático. La prueba electrónica es ya muy importante a nivel judicial, pero en poco tiempo se va a convertir en la prueba más común en cualquier tipo de investigación criminal y civil.

Cuanto Cobra un Perito Informático: Precio de un peritaje informático

Esto depende de cada caso. Primero si se trata de una actuación solicitada por el juzgado, por alguna de las partes, el tipo de trabajo que requiere el dictamen pericial, el tiempo que se tenga que dedicar al caso o la complejidad del mismo. Por lo tanto el sueldo de un perito informático dependerá de los casos en los que participe, la complejidad y el tiempo que necesite dedicarles. Generalmente muchos peritos informáticos tienen su carrera profesional y actúan como peritos ocasionalmente. Siendo un buen suplemento salarial. Aunque cada vez son más los despachos que cuentan con peritos a tiempo completo, ya que las necesidades que genera esta profesión son muy específicas y cada vez es más difícil compaginarlo con otras responsabilidades profesionales.

Generalmente un perito cobra por dictamen pericial. Para ello realiza un estimación de las horas que va a necesitar para cumplir con su evaluación y el tiempo necesario para preparar por escrito ese dictamen. Lo normal es cobrar por adelantado ese importe, ya que es muy importante recordar que independientemente de quien contrate a un perito este debe realizar un dictamen basado en la objetividad y ajustado a los hechos reales. Esto quiere decir que si una parte contrata a un perito, este puede acabar presentando un dictamen pericial que no beneficie a la parte que lo ha contratado.

 

Es necesario un Curso para poder ejercer como perito informático

Como ya hemos comentado los requisitos para poder ejercer como perito judicial informático son la necesidad de un título oficial de ingeniero informático y la experiencia profesional que avale la capacidad de dictaminar sobre hechos y pruebas. Sin embargo, aunque legalmente no hay ningún requisito que exija formación específica en temas legales, en la mayoría de colegios solicitan a los miembros que quieren constar en las listas de peritos, de las cuales se nutren los tribunales, la realización o convalidación de un curso específico de perito. En estos cursos no te enseñan, lógicamente, a desempeñarte como informático puesto que al tener el título oficial se entiende que ya se tienen los conocimientos para poder ejercer. En este tipo de cursos se aprenden las bases legales sobre las que se deben realizar los dictámenes periciales, la forma de comunicarse de forma efectiva tanto oral como de forma escrita ante un público que no tiene conocimientos técnicos y a desarrollar las capacidades necesarias en general para poder ejercer como perito. Muchas veces estos cursos son ofrecidos por el mismo colegio.

La demanda de peritos informáticos por Whastapp

Sirva el ejemplo de la aplicación de móvil Whastapp como muestra del crecimiento exponencial que existe, ya en la actualidad, de los servicios profesionales de peritos informáticos. La enorme popularidad de este sistema de mensajería instantánea y su uso continuado, en todos los ámbitos de la vida, ha provocado la necesidad de verificar y autentificar los mensajes enviados al ser información sensible en numerosos casos a nivel judicial. De la misma forma, es necesario la participación de peritos forenses para confirmar si un mensaje por esta vía ha sido manipulado o puede utilizarse como prueba en un proceso. Teniendo en cuenta la cantidad de información y las comunicaciones que volcamos a través de nuestro móvil podemos imaginar la importancia que está adquiriendo, procesalmente, el peritaje informático.

 

Artículos Relacionados