Perito Industrial

Un perito industrial es un profesional formado como ingeniero que realiza funciones dentro del engranaje adminitrativo-jurídico como experto en la materia en la cual está especializado. Es por tanto un especialista desde el punto de vista técnico tanto por su carrera educativa como por su experiencia profesional, que le dota del conocimiento necesario para emitir juicios que avalarán sus dictámenes para que sean tenidos en cuenta a nivel administrativo o judicial.

Quién puede ejercer como perito industrial

Para poder ejercer como perito industrial es imprescindible cumplir con una serie de requisitos básicos, sin los cuales no existe posibilidad de dedicarse profesionalmente. Toda persona que quiera desarrollar la profesión deberá tener un título oficial homologado que le acredite como Ingeniero Técnico. Todas las ingenierías permiten el desarrollo de una carrera pericial. Por supuesto en la especialidad en la cual tengamos el título oficial que respalde unos conocimientos y capacidades adecuados para ejercer. Las principales especialidades dentro del mundo del peritaje técnico son:

  • Electricidad y Electrónica
  • Electroquímica
  • Hidráulica
  • Ingeniería Civil
  • Robótica
  • Soldaduras
  • Química
  • Construcciones e instalaciones
  • Tratamiento de Aguas
  • Ventilación
  • Pruebas Mecánicas
  • Ingeniería Mecánica
  • Ingeniería del Producto
  • Generadores
  • Ensayo con Materiales
  • Energía Solar

Pero no basta con una titulación de ingeniero técnico para poder ejercer como perito industrial. Otro requisito, necesario, es la experiencia profesional. Efectivamente, para poder ejercer como perito industrial será imprescindible que los conocimientos adquiridos en la formación como ingeniero sean avalados por un desarrollo profesional que sustente la presunción de experto que conlleva el peritaje en todas sus ramas.

Un Perito es considerado un experto capaz de evaluar un caso, desarrollar un juicio en base a sus conocimientos y experiencia sobre el caso presentado. Además juega un papel muy importante, ya que como perito tiene unas responsabilidades a nivel administrativo e incluso judicial que convierten a esta figura en uno de los pilares más importantes en determinados tipos de juicios.

Existe un tercer requisito, que si bien no invalida como los dos anteriores el ejercicio de la profesión es de vital importancia prepararse adecuadamente para poder desarrollar profesionalmente la actividad de perito industrial. Es el conocimiento legislativo del área en la que se ejerce como perito y la capacidad de comunicación tanto oral como escrita que necesitaremos para presentar los resultados ante las partes afectadas y llegado el caso ante el tribunal.

Para poder ejercer como perito industrial el camino más sencillo es postularse a través del colegio profesional en el que esté inscrito. En general los requisitos para poder inscribirse a través del colegio profesional son:

  • Estar colegiado, formar parte del colegio profesional. Lo que implica tener el título oficial homologado correspondiente para poder ingresar.
  • Normalmente el pago de una tasa para inscribirse en la lista.
  • Y habitualmente, realizar un curso específico sobre peritaje y cuestiones legales.

Perito Técnico Industrial en Juicios

sala de un juicio sobre peritajeEl papel que juegan los peritos técnicos ha ganado en importancia debido al desarrollo industrial y técnico en el cual estamos inmersos como sociedad. Este desarrollo ha provocado la aumento de la complejidad en muchas áreas relacionadas con la técnica. Debido a lo cual el sistema judicial requiere de la figura de un experto que pueda alcanzar una conclusión experta en el área que se necesite en cada caso. Aunque, es cierto, que los jueces no tienen porque seguir la directrices marcadas por el perito industrial en sus conclusiones, también lo es, que por norma general los jueces siguen la estela determinada por el perito. Debido precisamente a que esta figura enmarca la profesionalidad y la especificidad del acto juzgado.

El perito industrial deberá emitir un dictamen judicial valorando el hecho por el cual ha sido requerido en el juicio. Un perito industrial puede participar en un juicio convocado por las diferentes partes que lo conforman: La defensa, la acusación o el propio juez. Su función en todos los casos es la misma. Valorar los hechos y desde su conocimiento y experiencia realizar una valoración que siempre debe ser objetiva y ajustada a los hechos. Un Perito industrial también puede participar en un juicio como realizando tareas de asesor. Facilitando al cliente la comprensión del hecho y recomendando las actuaciones a seguir, así como las investigaciones que deberían proceder.

Las tareas habituales de un Perito Industrial en procesos judiciales:

  • Preparación del caso. Asesoramiento sobre los hechos juzgados desde la visión de experto y consejos sobre la estrategia a implementar según la valoración realizada.
  • Negociación. En caso de ser posible la vía negociadora entre las partes, el perito puede ejercer el papel de arbitraje teniendo en cuenta los hechos objetivos.
  • Informes Periciales. Cuando se analizan los hechos y se extraen conclusiones se realiza un informe pericial que en temas industriales es determinante a nivel judicial.
  • Testificar. Los peritos judiciales deben estar preparados para testificar en sede judicial por los informes periciales emitidos.
  • Análisis de Pruebas. Un perito deberá analizar la pruebas y los hechos objetivos del caso para dar su opinión y orientar a su cliente.

Es por tanto, muy importante para un perito industrial sus conocimientos y experiencia pero en igual medida será su capacidad de comunicar sus análisis tanto a nivel escrito como de palabra. Y no menos importante, tener unas bases legales que le permitan desenvolverse en sede judicial sin cometer errores a nivel legal.

 

Peritaje Industrial

Los peritos industriales no solo actúan como peritos judiciales. También es habitual utilizar esta figura en muchos otros ámbitos relacionados con los seguros, la mediación o el arbitraje. La peritación industrial puede consistir en:

  1. Propiedad Intelectual y Patentes. Se debe esclarecer la autoría de bienes de creación intelectual y patentes. Muy importante en el ámbito industrial y de I+D.
  2. Lucro Cesante. Tasar el beneficio o las perdidas relacionados con un siniestro.
  3. Tasación industrial. La valoración económica de los sistemas de producción, maquinarias industriales, patentes y otras.
  4. Valorar Daños y perjuicios. Dilucidar el origen de los daños sobre sistemas de producción o bienes industriales y determinar el coste económico de los mismos.
  5. Obligaciones de contratos. Análisis de los productos y maquinaria industrial según sus especificaciones técnicas.
  6. Defectos de construcción y fabricación. Análisis de las causas y valoración económica de las reparaciones necesarias para su puesto a punto.
  7. Auditorías Energéticas. Análisis y estudio del cumplimiento de la normativa energética. Así como de los daños y perjuicios materiales.

Para todo ello el perito como profesional cuenta con una serie de herramientas metodológicas que le permiten emitir su opinión experta en base a los hechos objetivos. Para comenzar un perito industrial cuando se enfrenta a un caso deberá iniciar el proceso contextualizando los hechos sobre los que va a emitir un juicio. Para ello deberá utilizar la información que le aportan las partes en conflicto. Teniendo en cuenta que esta información no es sí mismo un hecho objetivo y por tanto puede ser errónea o malintencionada. Una vez conocido el hecho que deberá estudiar y el contexto en el que se produce, revelado por las partes en conflicto, deberá a través de las técnicas de observación conocer el elemento o sujeto del estudio en el lugar que se ha producido. Esto aportará información, que podrá contrastarse con la revelada por las partes para encajarla en el suceso. Finalmente, el perito cuenta con las técnicas y pruebas objetivas que son, sin duda, la bases sobre las que deberá emitir su informe pericial. Estas pruebas son aportadas por los datos objetivos que se pueden recoger a través de mediciones, pruebas de laboratorio, estudios, análisis y ensayos. Con toda esta información deberá realizarse un juicio lo más objetivo posible sobre las causas del hecho y la valoraciones económicas que implica el mismo si fuera necesario.

Cuánto cobra un Perito Industrial.

El importe o salario que puede cobrar un perito industrial a la hora de realizar un dictamen pericial varía según la dificultad del hecho a estudiar. Porque cuanto más complicado sea el caso sobre el que debe emitir un dictamen más horas tendrá que dedicarle el profesional al caso. Por lo tanto es más fácil establecer un precio hora que un precio por dictamen. Este precio hora también es variable dependiendo de muchas variables. Pero podríamos indicar que lo precios hora de un perito industrial estarían en la horquilla 25-75€ la hora. Dependerá de desplazamientos, velocidad del trabajo a entregar, dificultad, etc. A esto a que añadir los costes que conlleve la presencia del perito en un juicio si se da el caso de tener que emitir su opinión en el mismo.

Artículos Relacionados